Conservemos nuestras tradiciones.

El día de muertos es una de las festividades más representativas de nuestro país. La veneración a la muerte y el culto al pasado son enigmas que solo un mexicano puede entender a fondo.

La celebración de esta festividad se lleva a cabo en dos días: el 1 de noviembre es dedicado al alma de los niños y el 2 de noviembre a la de los adultos.

El origen del Día de Muertos tiene antecedentes relacionados con el mestizaje, comprende rasgos culturales indígenas y españoles que al mezclarse dieron lugar a todos los ritos y ceremonias que se realizan alrededor de esta fiesta. Aunque la celebración de Halloween se ha popularizado entre todos, en la mayoría de los hogares mexicanos la tradición perdura y se colocan ofrendas con elementos muy particulares (platillos, dulces, objetos, música, etc.) que hacen homenaje a la persona a la que es dedicada el altar.

¡Feliz día de muertos te deseamos todos los Kichinks!